Saltar al contenido

El abecé de los vinos fortificados

Los vinos fortificados son aquellos que han sido adicionados con alcohol durante su elaboración, lo que les otorga una mayor graduación alcohólica y una mayor longevidad. Desde el conocido Oporto portugués hasta el Jerez español, pasando por el Marsala italiano y el Madeira portugués, los vinos fortificados han sido una pieza clave en la historia de la elaboración vinícola. En este artículo, descubrirás todo lo que necesitas saber sobre estos vinos, sus variedades y sus características.

Descubre la clasificación de los vinos fortificados: de Jerez a Oporto y más allá

Bienvenidos a nuestro abecé de los vinos fortificados. Si eres un amante del vino, probablemente hayas oído hablar de los vinos fortificados. Estos vinos son aquellos a los que se les ha añadido alcohol durante la fermentación para aumentar su graduación alcohólica. En este artículo, descubriremos la clasificación de los vinos fortificados más conocidos, desde Jerez a Oporto y más allá. ¡Empecemos!

Jerez

El Jerez es un vino fortificado producido en la región de Jerez, en el sur de España. Es un vino seco y suele estar disponible en tres variedades: fino, manzanilla y amontillado. El fino es el más seco de los tres, mientras que la manzanilla se elabora exclusivamente en la ciudad de Sanlúcar de Barrameda y es más ligera y fresca. El amontillado es un vino más oscuro y con más cuerpo que el fino y la manzanilla.

Oporto

El Oporto es un vino fortificado producido en la región del Douro, en Portugal. A diferencia del Jerez, el Oporto es un vino dulce y está disponible en diferentes variedades, como el ruby, tawny, vintage y late bottled vintage. El ruby es un vino joven y afrutado, mientras que el tawny es un vino más envejecido y con notas de frutos secos. El vintage y el late bottled vintage son vinos de alta calidad que se elaboran con uvas de una sola cosecha.

Marsala

El Marsala es un vino fortificado producido en la región de Sicilia, en Italia. Es un vino dulce y suele estar disponible en tres variedades: oro, ámbar y rubí. El oro es el más dulce de los tres y se utiliza a menudo en la cocina para elaborar postres y salsas.

FAQs

¿Cómo se elabora un vino fortificado?

Durante la fermentación del mosto, se le añade alcohol para detener la fermentación y aumentar la graduación alcohólica del vino. En algunos casos, también se añade brandy para aumentar la estabilidad y la longevidad del vino.

¿Cuál es la diferencia entre el Jerez y el Oporto?

El Jerez es un vino seco producido en España, mientras que el Oporto es un vino dulce producido en Portugal. Además, el Jerez suele estar disponible en tres variedades: fino, manzanilla y amontillado, mientras que el Oporto está disponible en diferentes variedades, como el ruby, tawny, vintage y late bottled vintage.

¿Cuál es la mejor manera de servir un vino fortificado?

Los vinos fortificados se sirven a menudo como vino de postre, pero también pueden acompañar aperitivos y platos salados. Se recomienda servirlos a una temperatura entre 12 y 16 grados Celsius y utilizar copas pequeñas para realzar los aromas y sabores del vino.

En conclusión, los vinos fortificados son una categoría fascinante que combina el arte y la ciencia de la vinificación para producir bebidas únicas y complejas. Desde los clásicos vinos de Oporto y Jerez hasta los menos conocidos vinos fortificados de Sudáfrica y Australia, hay un mundo de sabores y aromas por descubrir. Si eres un amante del vino, no te pierdas la oportunidad de probar algunos de estos tesoros enológicos. Como dice el refrán, “el vino fortificado es para los paladares aventureros”. ¡Atrévete a explorar el mundo de los vinos fortificados!